Organizada por Barbican Centre, la exposición Watch Me Move. Un viaje por la animación reúne una extensa selección de animaciones producidas en los últimos 150 años que explora la gran influencia de la animación en el desarrollo de la cultura visual; desde los primeros trabajos realizados por pioneros como los hermanos Lumière y Étienne-Jules Marey a finales del siglo XIX hasta las grandes producciones de estudios como Walt Disney y Pixar, así como icónicos cortos y obras maestras de estudios asiáticos.

A lo largo de los años, el poder y el potencial de la animación han inspirado a artistas y cineastas a explorar sus ilimitadas posibilidades en trabajos que asombran, conmueven, impactan y apelan a nuestros sentimientos; la animación se ha convertido en un fenómeno sociopolítico y cultural que trasciende al mero entretenimiento.

Dividida en seis ejes temáticos, la muestra extrae temas comunes en la historia de este medio e invita al espectador a dejarse llevar por realidades alternas y mundos imaginarios.

Aunque la animación tiene sus orígenes en las primeras representaciones visuales conocidas como pinturas rupestres, fue hasta los experimentos realizados por los primeros cronofotógrafos que la imagen obtuvo movimiento. Estos trabajos eran observaciones científicas que se centraban en el estudio del cuerpo humano y de los animales en movimiento. En la sección Apariciones se presentan ejemplos de estos primeros trabajos y de cómo se desarrollaron narrativas y técnicas cada vez más complejas.

De esos primeros cortos, surgieron personalidades bien definidas con los cuales el público se identificaba. En la sección Personajes es posible apreciar la amplitud y profundidad de los personajes que se han convertido en íconos de la animación.

La década de los 30 trajo consigo personajes con poderes extraordinarios, mientras Marvel y DC Comics crearon un universo de superhéroes, en Japón surgió toda una industria en torno al anime y el manga. Los Superhumanos suelen ser personas comunes que por situaciones fortuitas desarrollan habilidades extraordinarias.

La sección Fábulas y fragmentos incluye diferentes formas en que la narrativa ha sido desarrollada a través de la animación, desde la recreación de cuentos de hadas, mitos, fábulas y otras historias de la cultura popular hasta narrativas más individuales y personales.

Uno de los atractivos de la animación es su habilidad de dar vida a objetos inanimados a través de la consecución de imágenes. Sin embargo algunos animadores prefieren relegar la narrativa y otras opciones que ofrece este medio para experimentar con los componentes básicos por el simple placer de ver los resultados. En el apartado Estructuras, se presentan variados ejemplos de estos trabajos como son algunas animaciones abstractas y collages de secuencias animadas.

Por último, la sección Visiones muestra los alcances de la animación para crear mundos virtuales hacia finales del siglo XX y principios del XXI, escenarios que se nutren de las formas de arte y entretenimiento existentes como el videoarte y los videojuegos.

La exposición Watch Me Move. Un viaje por la animación permanecerá abierta al público del 21 de noviembre, 2014 al 1 de marzo, 2015.




© MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE MONTERREY, 2017 | Zuazua y Jardón S/N, Centro. Monterrey, N.L. México, 64000 | T. +52 (81) 8262.4500

Síguenos en