El 10 de julio del año en curso tuvimos la oportunidad de platicar con Rodrigo Imaz (México, 1982) sobre su video digital Hazte miel y las moscas te comen (2014) el cual participa en la muestra in/humano que se presenta actualmente en MARCO, basado en la cotidianeidad de un ser humano marginado por la sociedad y las autoridades, que encuentra la manera, no sólo de sobrevivir, sino además de proteger a varios animales, tan abandonados como él mismo. Rodrigo es un artista brillante conocido principalmente por sus excelentes dibujos en los que, de manera poética, critica las sociedades contemporáneas a través de las relaciones, en ocasiones violentas, entre vida y naturaleza, y explora los límites entre tiempo y espacio. Éste es un extracto de la interesante conversación que agradecemos a Rodrigo y que seguramente nos llevará a entender y disfrutar mejor su obra.

¿Cuál es la idea que quieres trasmitir con el video?
En realidad lo que propone el video es una forma de vida alternativa, un sentido alter-mundo de una persona que es rechazada y abusada por su sociedad, y plantea un regreso hacia la naturaleza por la vía de la recuperación de la basura: trasformar la basura en sustento para sus animales, para vivir en libertad: él no los sacrifica, no los come, no los vende. El personaje, Juan de la Garza, me parece un emblema de una forma de vivir de una manera sostenible convirtiendo los desechos de la propia sociedad en vida, en dinero, en beneficios, eso me parece muy importante. Yo lo admiro mucho, tiene una voluntad y una ética a prueba de balas y sobrevive. Normalmente en esta sociedad de consumo nos dedicamos a adquirir mercancías pero no sabemos a dónde van esos desechos y en buena medida este hombre hace la historia contraria, cuenta de dónde vienen los desechos y cómo eso se convierte en un proyecto de vida distinto.

Llama la atención la libertad que les confiere a sus animales.
Sí, a él no le interesa la humanización de sus animales o tenerlos en cautiverio para que sean buenos con los humanos, su interés es que sean libres como animales. Esto en buena medida porque a él lo intentaron matar y sobrevivió de manera milagrosa: de alguna manera. Está haciendo con sus animales lo que él no pudo hacer, es decir, vivir una vida libre, Además los protege, él se encarga de proveerles agua, comida…lo que le ocupa el día entero, es un trabajo de tiempo completo. Él vive de la basura, consigue desechos para sus animales y por la vía del reciclaje consigue dinero: recoge la basura, la clasifica, la limpia, y después la lleva a la venta.

¿Cómo lo conociste?
Yo trabajaba en Cuatro Ciénegas dando un curso de Educación Ambiental por la vía del arte a niños y, buscando el basurero municipal para encontrar material para reutilizar y trabajar con los alumnos, llegamos a ese terreno, yo pensé que era el basurero, tomamos material y eventualmente resultó que no, era el sitio donde él trabajaba y colectaba basura. Lo fui siguiendo durante 5 o 6 años, nos hicimos amigos y entonces ya fue una cosa muy natural.

¿En dónde trabajas regularmente?
Yo vivo y trabajo en la Ciudad de México, ahorita estoy en Nueva York por un periodo. Yo llegué ahí porque me invitaron a trabajar y en cuanto me dieron la oportunidad de que exhibiera el video aquí, me encantó, porque es el Museo más grande y más cerca de ese sitio, es decir, estamos a trescientos y tantos kilómetros de donde vive este hombre; para mí es muy significativo poder exhibir aquí. Sabemos que él sigue ahí en una especie como de deriva de la sociedad, en un desierto; tiran a la basura a un miembro de su comunidad.

¿Cómo cuántos animales tiene?
Fluctúa, porque mueren, viene otros, alguna perra pare… pero tendrá unos 20 perros, 2 marranas que paren cada x tiempo, como 20 burras, un burro que recién le mataron en la carretera. Tiene una cantidad de animales, que el solo hecho de tenerlos es un trabajal no sólo para una persona sino para varias. Para darles de comer el genera el dinero, es un proyecto de autogestión. Yo pensaba: Bueno, le hago unos dibujos; no, le tomo unas fotos, pues tampoco; y de pronto el video, el propio medio fue el que me exigió, y así fue como empecé. Yo normalmente me dedico a hacer dibujos y de eso vivo. También voy a hacer una instalación.

Creo que sería interesante que incluyeras un dibujo del personaje. ¿Qué proyectos tienes actualmente?
El video que está aquí es de 11 minutos, pero ese material se va a convertir en un largometraje. Llevo trabajándolo varios años y tenemos la esperanza de que el próximo año la película esté lista. Lo que voy a hacer ahorita es que me voy a una residencia en Nueva York y me voy a dedicar a montar una película de 90 minutos para cine, con él como personaje. La película se llama Juan Perros. Este video no es un video biográfico, es más bien un retrato de él y su entorno, de cómo viviría él un día y la película cuenta toda la intimidad de él, toda su historia, de dónde viene, él dice que es pariente de don Venustiano Carranza, y hay varias sub-tramas muy divertidas y muy interesantes.

Yo soy el director y el rodaje lo hicimos un amigo que es fotógrafo, alpinista y gran persona, Emiliano Fernández y yo, solamente 2 personas. Un rodaje muy pequeño y muy comprometido por las condiciones en las que se dio: era complicado tanto estar ahí como convivir con los animales, las enfermedades, la insalubridad, la comida era un lío. Buscaba alguien que me ayudara y las condiciones de este fotógrafo eran perfectas porque era alpinista. Gracias a eso logré hacer la filmación. Con un fotógrafo de cine profesional que no le interesa hacer eso, jamás hubiéramos podido hacer el proyecto.

El primer rodaje lo realicé yo en el 2010, el resultado fueron 11 horas que no servían para nada. Revisé el material y planeé una siguiente aproximación con un fotógrafo profesional y un equipo. En 2011 filmamos por 2 semanas, el plan de rodaje era de 3 semanas pero los zetas fueron a ver qué estábamos haciendo y se acabó el rodaje.

Imágenes:
Rodrigo Imaz
Hazte miel y las moscas te comen, 2014
Video digital monocanal. 5'