• 1
  • 2
  • 0

Es frecuente que al referirse al tema del cuidado del Medio Ambiente, patrimonio común de la humanidad en el que se incluyen los animales, las plantas, la tierra, el aire, el agua, la atmósfera y la capa de ozono que la protege, una gran mayoría de las personas consideren que es una responsabilidad exclusiva de los gobiernos nacionales, de instituciones internacionales como la ONU y la OMS, y de las industrias. Sin embargo, algunos gobiernos e instituciones, gubernamentales o no, así como muchas de esas industrias, haciendo uso de los medios y la publicidad, tratan de que achacar esa responsabilidad exclusivamente a cada individuo, tratando de que se sienta el único culpable de todos esos cambios.

En este contexto, es necesario llegar, de manera realista y razonada, a la conclusión de que todos tenemos una responsabilidad individual y colectiva en su preservación, que logre poner fin a la desaparición de especies animales y vegetales, la degradación de la capa de ozono y al calentamiento global; así como las industrias y los gobiernos pueden realizar muchas actividades encaminadas a este objetivo, tales como la regulación de la tala de árboles, la disminución de elementos tóxicos en la elaboración de productos como los fertilizantes e insecticidas, y buscar nuevas fuentes de energía renovable no contaminante, también es cierto que cada uno de nosotros debemos tomar conciencia, disminuyendo el uso de aerosoles, utilizando de manera racional la climatización artificial, la energía eléctrica y la gasolina, y sobre todo practicando las tres Rs del Reciclaje: Reducir, Reusar y Reciclar y, de manera prioritaria, educar en ese sentido a las nuevas generaciones.

Haciendo referencia a este importante y urgente tema, se presenta en MARCO la exposición in/humano, integrada por 53 obras que se muestran en las Salas 6 a la 11 de la Planta Alta a partir del 11 de julio. En esta exposición, bajo la curaduría de Gonzalo Ortega, curador en jefe de MARCO, y museografía del propio Museo, participan diecisiete artistas de diversos países del mundo -y de diferentes épocas, desde Joseph Beuys (Alemania,1921-1986), hasta artistas tan jóvenes como Tania Ximena (México,1985) y Rodrigo Imaz (México,1982)- quienes a través de diversos medios como la fotografía, la instalación, el video y el arte objeto presentan diferentes maneras de abordar el complejo problema de la preservación de nuestro planeta. In/humano permanecerá en MARCO hasta el 2 de noviembre del año en curso, y en torno a esta muestra se han preparado diversas actividades incluyendo charlas, taller Manos al Arte, y Domingos Familiares, entre otras. Se cuenta con un catálogo, disponible en la tienda del Museo, con interesantes textos y entrevistas.

In/humano, proyecto museográfico cuyo principal objetivo es sensibilizar a cada espectador para que logre encontrar un canal de comunicación con el medio ambiente, aborda sus propuestas críticas en dos partes, la primera sobre la relación del hombre con los animales, y la segunda sobre la relación del ser humano con el paisaje y los recursos naturales.

Entre las obras de la primera parte se encuentra el video I like America and América likes Me, que documenta el performance que Joseph Beuys presentó en la Galería Blocks, de Nueva York en 1979, durante el cual convivió durante tres días con un coyote. Se encuentran también diez excelentes fotografías del artista francés Charles Fréger, Painted Elephants, 2013, que muestra elefantes en un festival anual en la India, ricamente vestidos y decorados, muy atractivos visualmente pero sin tomar en cuenta la protección de los animales. Muy interesantes son las obras de Miguel Calderón, artista mexicano que presenta Color Scheme White, 2012; Color Scheme Gold, 2012; Color Scheme Grey, 2012; y Color Scheme Red, 2012; en las que relaciona a los halcones con una bicicleta construida específicamente para cada uno de ellos, como un homenaje. Del mismo autor tenemos In the Open 1, 2012, fotografía de un águila que mira directamente al espectador y el impresionante video Los pasos del enemigo, 2006, de una pantera negra a punto de atacar. Estas obras muestran la belleza de esos animales depredadores y nos llevan a preguntarnos quién es el enemigo, el depredador: ¿el hombre que invade su territorio, o el animal que lo defiende?

Del artista alemán Mike Meiré se encuentra la instalación creada especialmente para esta muestra: The Farm Project (Vertical Versión), 2014 en la que se muestra una cocina en donde coinciden productos industriales con animales y plantas vivas. El video digital Hazte miel y las moscas te comen, 2014, de Rodrigo Imaz, artista mexicano que documenta la cotidianeidad de un hombre sencillo y marginado que dedica su vida al cuidado de animales y al reciclaje de los desechos humanos en Cuatro Ciénegas, Coahuila. Atractiva es también la videoinstalación Play Dead; Real Time, 2003, del escocés Douglas Gordon, en el que se muestra, a través de un elefante entrenado, el desplazamiento de los animales de su hábitat natural.

En alusión a la segunda parte de la muestra, tenemos obras muy interesantes en alusión al paisaje, el que aún podemos disfrutar y el que poco a poco va desapareciendo por la urbanización, la deforestación, u otras causas. Entre ellas están las fotografías del artista estadounidense Alec Soth: Helena, Arkansas, 2002; Fishermen, Wickliffe, Kentucky, 2002; Fountain City, Wisconsin, 2002; Nome, Alaska, 2006; y Rock Springs, Wyoming, 2008; el extraordinario video de la artista mexicana Tania Ximena, 4690msnm, 2011, cuyo título alude a la altura del Nevado de Toluca y su contraste con una figura humana, y la bella obra del mexicano Alfredo de Stéfano de su serie Tormenta de Luz: Solo - Atacama Desert, 2014. Destacan asimismo las fotografías Apodaca, 2006; Juárez # 2, 2007; Río Perdido # 21,2007; Río Perdido # 20, 2008; Guadalupe, 2008; y Escobedo, 2008, de la serie Suburbia Mexicana, de Alejandro Cartagena, artista originario de República Dominicana, regiomontano por adopción, en las que capta, de una manera muy estética los cambios en el paisaje y en la tierra ocasionados por la construcción masiva de pequeñas casas que en muchas ocasiones no cuentan con la infraestructura vial y los servicios básicos.

Las mencionadas son sólo algunas de las obras de la muestra, la cual seguramente nos llevará a reflexionar sobre la actitud y el compromiso personal que debemos adoptar para mejorar las condiciones de vida del planeta, hogar que compartimos seres humanos y naturaleza.