• 1
  • 2
  • 3
  • 4

El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey se complace en presentar la obra del artista inglés Henry Moore, una de las figuras más célebres de la plástica del Siglo XX, a través de la exposición Henry Moore y México. Integrada por obra escultórica así como dibujos y acuarelas, la muestra comprende un bloque de obra que Moore, quien nació en 1898 y murió en 1986, realizó a partir de su fascinación por el arte precolombino, de ahí el título de la exhibición.

Moore se mostró interesado por el arte prehispánico desde los 23 años, cuando cursaba estudios de escultura en el Royal College of Art de Londres; poco después comenzaría a tallar sus primeros trabajos bajo esta influencia, exploración que, con absoluta admiración de lo épico y lo elemental en el arte precolombino, se prolongó hasta su primera visita a México en los años 50.

Pero también se respira en su obra el impacto de los horrores de la guerra al registrar en papel a los refugiados de los ataques aéreos, en el Metro de Londres, durante la Segunda Guerra Mundial, con el antecedente de que él mismo se había enrolado en el ejército de su país durante el primer conflicto bélico mundial de la pasada centuria.

Reconocido internacionalmente por sus esculturas, Moore dejó también un vasto legado en obra sobre papel, a manera de trabajos previos de sus obras tridimensionales. Este acercamiento al proceso creativo está contemplado en la selección realizada por Toby Traves, curador de la londinense Tate Gallery.

Inspirado en la naturaleza, con particular interés en la figura humana, el célebre creador inglés adoptó materiales como piedra, madera, hueso y bronce, con auténtica fidelidad y respeto, para generar obras de gran impacto visual que van de lo figurativo a lo abstracto. En este diálogo que Moore emprenderá con el espectador a través de su obra resulta evidente la versatilidad y dominio en el manejo de formatos ya que hay piezas desde los 17 centímetros hasta los dos metros de altura; igualmente, rondan un peso que va desde unos cuantos gramos hasta 8 toneladas.

Hace dos décadas que se presentó en México la última gran retrospectiva del artista, con sede en el Museo Nacional de Antropología e Historia y ahora, a través de medio centenar de obras que abarcan más de 50 años de prolífica trayectoria, regresa con una muestra individual que llega a MARCO después de presentarse en el Museo Dolores Olmedo de la Ciudad de México.

Las obras en exhibición proceden de la Tate Gallery y la Fundación Henry Moore, así como de coleccionistas privados de Gran Bretaña.

DURACIÓN: Del 4 de noviembre, 2005 a febrero, 2006.
NÚMERO DE OBRAS: Alrededor de 60 piezas.
TÉCNICAS: Bronce, vaciado en concreto, mármol, piedra gneiss verde, piedra hornton, piedra ancaster. Lápiz, crayón y tinta sobre papel, lápiz, tinta y acuarela sobre papel, pizarra, pastel y acuarela sobre papel, carboncillo, lápiz y tinta sobre papel, gouache y acuarela sobre papel, cera, crayón, acuarela y tina sobre papel, carboncillo, acuarela, pastel y tinta sobre papel.
CURADURÍA Y MUSEOGRAFÍA: Toby Treves, curador de la Tate Gallery.


Compartir