• 1
  • 2
  • 0

El 28 de febrero abrió sus puertas al público la exposición Oscar Muñoz, la cual hace un recorrido por tres décadas de la trayectoria de este importante artista contemporáneo a través de 29 de sus obras más representativas en diferentes técnicas, que incluyen dibujo, fotografía, instalación y videoinstalación. Esta muestra, con curaduría de Gonzalo Ortega y museografía del artista en colaboración con MARCO, se presenta en las salas 6 a la 11 de la Planta Alta del Museo, donde permanecerá hasta el 22 de junio del año en curso.

Oscar Muñoz es actualmente, junto con Gabriel García Márquez en literatura y Fernando Botero y Ana Mercedes Hoyos en pintura y escultura, uno de los artistas contemporáneos más importantes de Colombia. Nació en Popayán en 1951; sin embargo, su familia se trasladó a Cali siendo él aún muy joven, ciudad en la cual cursó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes, en la que habita y trabaja, y que ha sido con frecuencia un referente en su producción artística. Su primera exposición individual se realizó en 1971, año en que terminó sus estudios, en Ciudad Solar, espacio independiente creado por el curador Miguel González, quien ha sido determinante en el impulso a varios artistas actualmente consolidados a nivel internacional. Dicha muestra, llamada Dibujos morbosos, estaba constituida por dibujos en vinilo sobre madera, de torsos no estéticos, gordos, viejos, flácidos, algunos de ellos con prendas de vestir añadidas, en oposición a los dibujos tradicionales que se enseñan en las academias de artes con modelos atractivos. Desde esta temprana muestra ya era evidente la preocupación del artista por la representación de la realidad, la decadencia y la finitud de la vida.

A partir de entonces, han sido numerosas las exposiciones individuales y colectivas en las que ha participado en diversos países, entre ellos: Estados Unidos, Perú, Argentina, Japón, Finlandia, Suecia, Brasil, Irlanda y España, destacando su participación en las Bienales de Venecia 2005 y 2007. En Monterrey se conoce su obra desde 1980 por su participación en las exposiciones Realismo y las pinturas Latinoamericanas. Los setenta, en el Museo de Monterrey, y Realineando la mirada. Corrientes alternativas en el dibujo sudamericano, presentada en 1998 en MARCO. Su obra forma parte de importantes colecciones privadas y de instituciones como el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Es de destacarse también que Oscar Muñoz es el creador del billete de 50 000 pesos colombianos que circula desde el 1 de diciembre de 2000, el cual diseñó en formato vertical con un retrato, en el anverso, del insigne escritor Jorge Isaacs (1837-1895) y de la heroína de su única novela, María. En el reverso aparece un dibujo de El Rosario, hacienda del escritor, y un extracto de esa novela, una de las obras más destacadas del Romanticismo en idioma español. Ha tenido también actividades relacionadas con la enseñanza; durante unos años fue maestro de la escuela de Bellas Artes de Cali y ha estado involucrado en proyectos como los desarrollados en Lugar a dudas, espacio independiente de arte contemporáneo creado por el artista en 2004.

La obra de Oscar Muñoz, como podemos apreciar en esta primera muestra individual del artista en México, cuestiona de manera reiterativa, casi obsesiva, la capacidad de la fotografía y el dibujo (y por ende la pintura y otros medios) de representar la realidad con toda su complejidad, y cómo percibimos –o esos medios nos conducen a percibir- a los demás. Sus obras tocan también temas divergentes -coincidiendo en la misma pieza- como: memoria y olvido, visible e invisible, persistencia y disolución, vida y muerte, etcétera. Los soportes que utiliza son poco convencionales, efímeros y naturales, como el polvo de carbón, el agua, la tinta china clásica (compuesta precisamente de esos dos elementos), la luz, el calor del sol, cortinas de baño, espejos, tintura de café sobre cubos de azúcar, e inclusive la respiración del espectador, quien forma parte medular de la obra, la cual no existe sin su intervención. Estos temas aluden no solamente a la vida de las personas, sino a la vulnerabilidad del arte y la imposibilidad del artista de controlar sus creaciones en forma absoluta, y que nos conducen al conocimiento de otro elemento esencial en su obra: el tiempo. El artista participó en una charla con Gonzalo Ortega el 27 de febrero, día de la inauguración para miembros del Museo.

En una interesante entrevista realizada por Riccardo Giacconi, que se incluye –junto con textos de Ramiro Arbeláez y Gonzalo Ortega- en el catálogo de la muestra en MARCO, Oscar Muñoz expresa que no se considera un gran lector, sin embargo a veces encuentra lecturas y autores que influyen fuertemente en su trabajo. Tal es el caso, por ejemplo, de Roland Barthes (1915-1980), filósofo, crítico y semiólogo francés, cuyo libro La cámara lúcida inspiró su obra El juego de las probabilidades(2001-2008), integrada por una serie de autorretratos de diferentes épocas manipulados por el artista. Otro caso es la obra del sociólogo norteamericano Richard Sennett (1943) quien en su libro El artesanohabla sobre los objetos, su restauración y búsqueda de un uso diferente al que estaban programados originalmente. Dos libros que de alguna manera guardan relación entre sí, Imágenes pese a todode Georges Didi-Huberman(1953), en el que el filósofo e historiador de arte francés presenta fotografías de Auschwitz, y Ante el dolor de los demás, de la escritora, cineasta y activista política norteamericana SusanSontag(1933-2004), en el que reflexiona cómo las imágenes, por impresionantes que sean, realmente sólo impactan a los directa o indirectamente involucrados con ellas; y Mal de archivo de Jacques Derrida (1930-2004), filósofo francés creador del análisis semiótico conocido como deconstrucción,son otras obras que han tenido relación con su trabajo.

Esta muestra, tan polisémica que amerita varios recorridos, nos brinda una excelente oportunidad de conocer de forma muy completa la trayectoria de uno de los más reconocidos artistas contemporáneos latinoamericanos, quien seguramente tiene aún mucho que ofrecer.

Imágenes.
El artista Oscar Muñoz en MARCO
Salas de la exposición Oscar Muñoz en MARCO