• 1
  • 0

Gilberto Aceves Navarro (Ciudad de México, 1931), destacado dibujante y pintor mexicano, ha incursionado en el realismo, el expresionismo, la abstracción y la figuración, y ha sido maestro de varias generaciones de importantes artistas. Su obra Descendimiento cruz amarilla, 1994 forma parte de la Colección MARCO desde 1994, año en que participó en el primer Premio MARCO.

Sobre esta obra, presente en la exposición Physis, Jaime Moreno Villarreal escribió en el catálogo del Premio MARCO: “El Descendimiento cruz amarilla de Gilberto Aceves Navarro es violento tanto en su composición como en su color, la sangre mana indistinguible de la carne y el color amarillo se revela como plausible efecto del color rojo sobre la percepción óptica”.

En entrevista, en 2008, el artista comenta sobre esta creación:
“Esta obra es parte de una serie que hice inspirado en el grabado de Mantegna, Descendimiento de la Cruz. Hice más o menos unos 28 cuadros de descendimientos de muy diferentes características, algunos tan dramáticos como éste y otros un poquito más ligeros, más a la italiana, menos expresionistas”.

“Este es un cuadro que tiene mucho que ver con ciertas cosas expresionistas, y por alguna razón me interesó muchísimo pintar esta serie de crucifixiones estudiando el grabado de Mantegna. A mí me gusta mucho hacer esto, tomar obras, no exactamente los cuadros, más bien reinterpretar dibujos o grabados, o cualquier cosa gráfica. La idea de esto es una búsqueda de lo que considero son las raíces del arte occidental, o las raíces del arte mexicano, o mis propias raíces. Quiero ir encontrando respuestas en ese sentido en una época como ésta, en la cual las formas han adquirido otras características. Como que se ha abandonado la tradición de la pintura, sin embargo yo creo que todavía se pueden encontrar respuestas. No estoy en contra de las nuevas expresiones del arte, las respeto muchísimo, y muchos de los que las practican actualmente son discípulos míos, pero creo que todo viene del arte: el arte viene del arte, nace ahí y ahí sigue. Creo que seguimos el mismo desarrollo y la misma evolución que han tenido todas las épocas de la pintura. Siempre es lo mismo, partimos de las mismas cosas, y encontramos respuestas diferentes”.

“Esta obra es de una época muy bonita, es uno de los cuadros grandes de esta serie que a mí me gusta muchísimo: una serie muy intensa, muy determinante de muchas cosas y además es una etapa que roza con un aspecto de pintura matérica que yo no he seguido mucho y que ahí se manifestó con mayor intensidad”.

Gilberto Aceves Navarro, Descendimiento cruz amarilla, 1994 / Óleo sobre tela 140 x 160 cm. Colección MARCO