Salas Portugal nació en Monterrey en 1916, aunque a muy temprana edad emigró con su familia a la ciudad de México. A los 18 años, cuando cursaba la carrera de química en la Universidad de California, tuvo su primer acercamiento con la fotografía, dado que su hermano Daniel era aficionado al lente, durante un viaje familiar a México.

A partir de entonces y hasta su muerte, en 1995, el artista dio cuenta de un gran sentido de la contemplación. Desde el punto de vista técnico, su producción se vio enriquecida por los conocimientos de las ciencias químicas de su época universitaria, mientras que el placer por viajar, aunado a su condición de atleta, funcionó como un detonante para atrapar las imágenes que más le seducían.

Tal es el sello de su vasto legado, que recrea los paisajes, la arquitectura y los personajes de México. Destaca, de igual manera, su interés por compartir esos paisajes y parajes a los que se abrazaba su capacidad de asombro.

No por nada el poeta Carlos Pellicer dijo sobre Salas Portugal: "Más allá de la calidad estética de sus fotografías está la presencia de un hombre que ha sido un notable viajero, descubridor de paisajes y ocultos rincones de México y que, a través de su cámara, ha ido atesorando su mensaje, rescatando del desconocimiento y del olvido los valores eternos de una Patria".

Esta muestra, la primera que se realiza a partir de los archivos de Salas Portugal, bajo el resguardo de una fundación que lleva su nombre, se divide en 15 temas que el fotógrafo, con un depurado sentido de la contemplación, desarrolló desde su juventud hasta los inicios de la década de los 90: Inmaterialidad y espíritu, Espíritu de la montaña, Volcán, Espíritu de la contemplación, Mares y costas, Selvas, Arquitectura, Antiguos Reinos de México, Pueblos de antes/Caminantes, Personajes, México Eterno, Piezas únicas, Sala de Vintage y Primera Época. También se contempla una sala del autor, que incluirá un video sobre la vida de Salas Portugal, así como diversos objetos que trazan su esencia, como cartas, narraciones de viajes, pequeñas fotos y memorias de sus recorridos por el país.

DURACIÓN: De mayo a agosto, 2005.
NÚMERO DE OBRAS: Más de 150 fotografías, entre las que se contemplan decenas de murales, además de una sala del autor que recrea su estudio y laboratorio.
TÉCNICAS: Plata sobre gelatina, ampliaciones digitales sobre papel de plata y formato mural, piezografía y fotografía coloreada al óleo.
CURADURÍA: Fernando Ondarza, en coordinación con la Fundación Armando Salas Portugal.
MUSEOGRAFÍA: Fernando Ondarza y Aída Morales.
CATÁLOGO: Integrado por imágenes y textos del autor.
AGRADECIMIENTOS: AC Fotografía, Custom Color, LMI, Antecámara, FONCA, Canal 22, Lunwerg Editores, Tonaltepec Global.


Compartir