El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey presenta Retrofutura. Rafael Coronel, la muestra antológica más importante que se ha realizado de este artista mexicano, organizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes, a través del Museo del Palacio de Bellas Artes como un homenaje a su sólida trayectoria de más de sesenta años.

La exposición reúne alrededor de 90 obras que dan testimonio tanto de la destreza técnica y la narrativa poética que caracteriza la obra de Coronel, como de los distintos intereses temáticos y estilísticos que han capturado su atención, y que el espectador podrá ir descubriendo a lo largo de un recorrido no cronológico por sus primeras obras, Retro, hasta culminar con piezas realizadas ex profeso para esta muestra, Futura.

A diferencia de la mayoría de sus contemporáneos que se inclinaron más por la abstracción, Rafael Coronel (Zacatecas. 1931) se ha abocado a la pintura figurativa, en lo particular al retrato. La particular evolución del artista en este género es evidente a lo largo de la exposición. Entre sus primeras obras está Mujer de Jerez, 1952, pieza con la que ganó el Concurso de Artes Plásticas y obtuvo una beca que lo llevaría a estudiar en la Escuela de Pintura y Escultura “La Esmeralda”.

La experimentación del artista lo lleva a plasmar en los años cincuenta retratos abstractos con caras geométricas como Luis Cardoza y Aragón, 1959 y Autorretrato en Nueva York, 1959. Hacia los años sesenta, Coronel encuentra una veta en el expresionismo abstracto y pinta rostros desgarradores como Cantante, 1965 y Corzas, 1964, que reflejan el gusto por las temáticas y ambientes apesadumbrados y melancólicos que ha mantenido hasta la fecha.

En la imaginería de Coronel viven sombríos monjes, frailes, santos, muertos y demonios que se debaten entre la realidad y la fantasía en un universo crudo y a la vez poético, ejemplo de ello es Retrato del cristiano, 1968, y La troupe de Anton, s/f.

La influencia de grandes maestros europeos como Goya, Rembrandt, Ucello y Vermeer está presente en la mayoría del trabajo de Coronel, particularmente el tenebrismo de Caravaggio parece surgir en su obra más reciente como Folklore oaxaqueño, 2011 y Las Lomas, 2011.

Además de los retratos, aparece en el trabajo del artista una figura muy distinta, pero a la vez relacionada con el ser humano y naturaleza. La primera rata de Coronel data de 1958, ese año pinta La rata en el basurero, 1958. Además, en esta muestra se pueden apreciar otros ejemplos como la serie Busquen a la rata de 1973. El gran tamaño de estos animales sugiere similitudes con el comportamiento humano.

La curaduría de la exposición estuvo a cargo de Juan Rafael Coronel Rivera, quien pretende identificar el universo de su padre y hacer una lectura de su plástica que logra dar una visión rica y clara de las distintas etapas de producción de Coronel.

Las obras de Retrofutura proceden del Museo de Arte Blanton de la Universidad de Texas en Austin, el Museo Francisco Goitia y Museo Rafael Coronel en Zacatecas; el Fondo Patrimonial en beneficio de El Colegio de México; el Museo de Arte Moderno del INBA; la Colección de Pago en Especie de la SHCP, la colección del Patrimonio Artístico del Banco Nacional de México, el Museo de Arte Moderno del Estado de México en Toluca, la Galería Enrique Guerrero y Lourdes Sosa Galería.

La exposición se despide en Monterrey luego de presentarse en el Museo del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad México, el Ex Templo de San Agustín, en Zacatecas, y el Museo de Arte Contemporáneo, en San Luis Potosí.

Permanecerá abierta al público del 21 de septiembre, 2012 al 13 de enero, 2013.


© MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE MONTERREY, 2018 | Zuazua y Jardón S/N, Centro. Monterrey, N.L. México, 64000 | T. +52 (81) 8262.4500

Síguenos en