MARCO continúa con su calendario de exposiciones en el 2000 y ahora presenta una exposición del gran pintor estadounidense David Salle que incluye una muestra concisa de su trabajo desde inicios de la década de los 80, ejemplificando todas sus características importantes, además de que se presentan varias obras recientes que aún no han sido exhibidas.

Para 1980, una nueva generación de artistas norteamericanos estaba recibiendo atención nacional e internacional. Tales artistas incluían a Jean-Michel Basquiat, Eric Fischl, Keith Haring, Jeff Koons, Barbara Kruger, Robert Longo, Richard Prince, David Salle, Julian Schnabel y Cindy Sherman, entre otros. Estos artistas tendieron a dividirse en dos áreas: los expresionistas, que incluyen a Fischl, Basquiat y Schnabel, y los artistas que se apropian de imágenes o artefactos preexistentes. En este grupo se encuentran Robert Longo, Cindy Sherman, Haim Steinbach y David Salle.

Walter Hopps, curador de la exposición, afirma que de todos los artistas que trabajan apropiándose de imágenes o artefactos preexistentes, Salle ha trabajado con grandes logros con la más amplia variedad de técnicas: pintura, dibujo, grabado, fotografía, escultura, diseño de escenarios y filmando películas. "Desde Man Ray, ningún otro artista norteamericano ha producido con tal diversidad de técnicas.

En el contexto del arte del siglo XX, veo a Salle como un imagist (aquel que utiliza imágenes precisas para expresarse). Imagist art es una de las tres formas esenciales del arte en este siglo: realista, modernista e imagist", afirma.

En su trabajo, David Salle probablemente ha extendido las fronteras visuales más allá que cualquiera de sus contemporáneos, de lo que puede combinarse en una obra individual. Con frecuencia presenta una amplia variedad de imágenes inventadas y apropiadas; estas imágenes provienen de fuentes como las bellas artes, tanto históricas como modernas, también de lenguaje publicitario y popular.

DURACIÓN: De marzo a julio, 2000.
NÚMERO DE OBRAS: 40 piezas.
TÉCNICAS: Óleo sobre tela, acrílico sobre tela y sobre papel, acuarela sobre papel, gouache y lápiz, óleo y serigrafía sobre tela, aguatinta verde, lino fotosensitivo sobre tela, panel de madera pintado sobre tela con insertos; hay obras de grandes formatos, también hay un díptico y un tríptico.
CURADURÍA Y MUSEOGRAFÍA: A cargo de Walter Hopps, quien ya había curado otras exposiciones para MARCO, como Joseph Cornell (1992) y Mimmo Paladino (1994).


PRESENTACIÓN
Por Xavier López de Arriaga / Director General de MARCO

A nueve años de distancia, Mito y Magia en América: Los Ochenta, continúa siendo una veta inagotable que permite mostrar a nuestro público la significativa aportación que han hecho al mundo del arte de manera individual los artistas participantes en esa gran colectiva.

Esta vez, MARCO presenta orgullosamente la obra de uno de los protagonistas más destacados de la plástica contemporánea: David Salle, artista que desarrolla su muy personal lenguaje pictórico desde los 70. Inmerso en el posmodernismo, recorre el camino de la apropiación trabajando con un amplio rango de imágenes, desde los grandes maestros hasta elementos de nuestra cotidianidad con lo que, al sobreponerlas, logra un gran movimiento y vitalidad cargado de imaginería, conduciéndonos en ocasiones al plano del conflicto a través de sus narrativas sugeridas.

Nuestro reconocimiento al artista mismo, quien colaboró intensamente en este proyecto, así como a Walter Hopps, curador huésped de la exposición, por su atinada y cuidadosa selección de las piezas que integran esta muestra.

Personas claves en el proyecto fueron Mary Schwab y Alberta Mayo, quienes apoyaron tanto al artista y al curador como a nuestro equipo de trabajo, de igual manera a todas las instituciones y personas que con su generosa actitud, han prestado la obra que conforma la exposición.

A Molly Nesbit por su extraordinario texto sobre la obra y concepción del arte de David Salle, que proporciona un sustento vital a esta publicación.

,


Compartir