“Claudio Bravo nos otorga la posibilidad de abrir una ventana para observar una intensa pasión por trascender los límites de la representación, no mediante el simbolismo sino como resultado de abordar estrictamente los recursos de la mirada y de la pintura”, expresa Jorge Contreras, curador de esta exposición. A pesar de que el artista Claudio Bravo (Chile, 1936) se niega a ser encasillado en el hiperrealismo, sus obras contienen singular maestría incluso en el más mínimo detalle, obligando al espectador a detenerse y reflexionar. Texto: Jorge Contreras

Compartir
SITIO MÓVIL  |   MAPA DEL SITIO  |   SALA DE PRENSA  |   CONTACTO  |   OPINIÓN  |   REDES SOCIALES  |   AVISO DE PRIVACIDAD |  DONATARIA