Talentoso artista mexicano, desbordante de energía, ideas y emociones hasta tocar por medio de las imágenes el lirismo poético, implicándose en una perfecta introducción a las manifestaciones plásticas de los 80. Supuesto neomexicanista, buscaba desprenderse paradójicamente de las tradiciones visuales de su identidad nacional, lo cual fue posible gracias a la deliberada ingenuidad en sus obras. Desde una actitud subversiva e irónica abordó varios parámetros de las corrientes internacionales que se conectaban con sus objetivos bidimensionales y tridimensionales. La inherente creatividad personal dejó de alimentarse debido a su trágica muerte en 1989, que impidió el flujo lógico entre el dibujo, la pintura y la escultura practicados en vida. Textos: Xavier López de Arriaga / Edward J. Sullivan / Alberto Ruy-Sánchez

Compartir
SITIO MÓVIL  |   MAPA DEL SITIO  |   SALA DE PRENSA  |   CONTACTO  |   OPINIÓN  |   REDES SOCIALES  |   AVISO DE PRIVACIDAD |  DONATARIA