La exposición presenta 96 obras que abarcan 18 años de desarrollo artístico de José Bedia quien le inyecta fuerza a su obra a través del uso de formas y materiales diversos. La muestra ofrece una perspectiva amplia de su trabajo, que comienza con sus dibujos sobre papel realizados a finales de los 70 y continúa hasta la época actual con sus obras en tinta, acrílico, carbón, óleo y crayón, e incluye además un grupo de instalaciones.

DURACIÓN: Del 13 de junio a noviembre, 1997.
SALAS: 1 a la 4 / Planta baja.
NÚMERO DE OBRAS: 96.
TÉCNICAS: Instalaciones, dibujos y óleos sobre tela.
CURADURÍA Y MUSEOGRAFÍA: Charles Merewether.
CATÁLOGO: Contiene textos de Charles Merewether, Orlando Hernández y Judith Bettelheim.


PRESENTACIÓN
Por Nina Zambrano, Presidenta del Consejo de Directores de MARCO.

Uno de los objetivos fundamentales que se instituyeron al iniciar el proyecto de MARCO fue el de ofrecer al público la obra de artistas latinoamericanos contemporáneos de calidad. Con Crónicas Americanas: Obras de José Bedia, primera exposición individual de un artista cubano que se presenta en este espacio, la vocación del Museo se reafirma y se renueva.

Bedia nació y creció en Cuba, de donde salió para radicar en México primero y después ir a los Estados Unidos de América, donde vive desde hace varios años en Miami. En su trabajo, sin embargo, la historia, la vitalidad y el misterio de la isla continúan presentes.

La obra de Bedia posee la simpleza de algunas de las pinturas rupestres que esconden un sinnúmero de arquetipos humanos relacionados con la vida cotidiana, la espiritualidad y la religión. Al observar sus obras reconocemos objetos y personajes, que aunque ajenos a nuestro entorno, advertimos extrañamente familiares. En sus instalaciones, Bedia construye espacios rituales que atraen al espectador y lo invitan a asomarse y echar un vistazo al mundo mágico de los espíritus.

José Bedia le inyecta fuerza a su obra a través del uso de las formas y materiales diversos. La exposición que ahora presentamos ofrece una perspectiva amplia de su trabajo, que comienza con sus dibujos sobre papel que realizó a finales de los setenta y continúa hasta la época actual con sus obras en tinta, acrílico, carbón, óleo y crayón, e incluye además un grupo de instalaciones.

Agradezco a Charles Merewether su cuidadosa labor curatorial y museográfica, además de su ensayo; también o Judith Bettelheim y Orlando Hernández, quienes a través de sus textos nos comparten su conocimiento de la obra de José Bedia y nos permiten adentrarnos en sus significados. Finalmente al artista, mi reconocimiento por su talento y generoso apoyo para hacer posible este proyecto.

Compartir