El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey presenta la exposición Azul de Prusia del artista mexicano Yishai Jusidman, donde la desolación se materializa en el color titular; el azul de Prusia. Inventado en Berlín hacia 1704, se convirtió en el tinte emblemático del ejército prusiano y fue uno de los primeros pigmentos artificiales incorporados a la pintura europea. El color también quedó asociado a la historia de Alemania, en específico, a los campos de exterminio donde fueron asesinados millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Sobre las paredes de las cámaras de gas persisten aún las huellas de esta tonalidad sombría, resultado de una fusión accidental del ácido tóxico (Zyklon B) con el hierro en los muros. Con una enorme sutileza, Jusidman ha revisado imágenes fotográficas de los espacios de concentración y las cámaras de gas para pintarlas precisamente con este pigmento.

Azul de Prusia bordea las interdicciones que han mermado la articulación de la memoria del Holocausto a través de la pintura. Los cuadros de Jusidman refieren, sin distorsión subjetiva, a fotografías de las cámaras de gas y su paleta se limita a tres materiales que tienen relación directa con el genocidio:

• Pintura azul de Prusia: El azul en las manchas producidas por el Zyklon-B en las cámaras de gas es químicamente idéntico al pigmento que los pintores conocen como “Azul de Prusia”.
• Tierra diatomácea: Las latas de Zyklon-B contenían ácido prúsico que había sido infundido en gránulos de este material silíceo poroso, mismo que Jusidman utilizó como un relleno inerte y traslúcido en un medio que imparte un efecto vaporoso.
• Tonos carne: Colores que matizan los cuadros y remiten tenuemente a aquellos que fueron victimados dentro de los espacios representados.

Las relaciones y las tensiones entre color e historia, percepción y materialidad, imagen y pintura, seducción y repulsión, conforman la médula de la serie que Yishai Jusidman ha dedicado al problema de la visualidad del Holocausto, el evento que sitúa los límites de nuestra concepción de la política y la ética. El recurso de la pintura le permite sumergirnos en el laberinto de la memoria, ahondando el aplastante silencio y presencia que contiene ese imaginario.

Organizada por el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) y la Universidad Autónoma de México (UNAM) Azul de Prusia se ha presentado desde su creación en 2013 en The Americas Society, Nueva York; MUAC, 2017; Museo Espacio, Aguascalientes, 2017 y el YBCA, San Francisco, E.U.A en este mismo año para después ser presentada en MARCO, donde estará abierta al público hasta el 15 de septiembre, 2018.

CURADURÍA: Virginia Roy y Cuauhtémoc Medina.

MUSEOGRAFÍA: Yishai Jusidman, Virginia Roy y Cuauhtémoc Medina.

SALAS: 5 | Planta baja.

DURACIÓN: Del 27 de abril al 15 de septiembre, 2018.

© MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE MONTERREY, 2018 | Zuazua y Jardón S/N, Centro. Monterrey, N.L. México, 64000 | T. +52 (81) 8262.4500

Síguenos en