El paisaje es un género pictórico presente en todas las etapas de la historia del arte con diferentes significados y representaciones en cada una de ellas y de acuerdo con los estilos, técnicas y sensibilidad de cada uno de los creadores, lo que ha dado lugar a diversos tipos, entre los que encontramos: El paisajismo clásico, que busca una representación realista de la naturaleza, era el que predominaba en la pintura del siglo XVIII y XIX, anterior al impresionismo, sin embargo nunca ha dejado de estar vigente y lo encontramos hasta la actualidad, a esta corriente pertenece el excelente paisajista mexicano José María Velazco (1840-1912); el paisajismo urbano se centra en mostrar escenas, edificaciones y medios de transporte de las ciudades; el paisajismo onírico, alejado de la realidad, característico del surrealismo.

No obstante, se han creado paisajes tan diversos como la imaginación y creatividad de los artistas, baste recordar el aeropaisaje del gran artista mexicano Gerardo Murillo, el Dr. Atl (1875-1964), entre muchos otros. Es también importante mencionar que en la segunda década del siglo XX ya era aceptado el concepto de Paisaje Interior en referencia a las emociones, las interpretaciones y las decisiones que se generan en nuestro interior, de acuerdo a nuestro entorno. En arte el paisaje interior es la posibilidad de plasmar en un cuadro lo interior y lo exterior.

Por otra parte, el concepto de arte abstracto (del latín abstractus), alude a evitar la representación de elementos concretos, enfocándose en factores como el color, la luz, la proporción, la forma y la estructura. La pintura abstracta inició con el pintor y teórico ruso Wassily Kandinsky (1866-1944), en los primeros años del siglo XX como antagonista del realismo y en respuesta a la popularización de la fotografía. Al igual que en el caso del paisaje, existen numerosas formas de arte abstracto y sigue siendo uno de los géneros más aceptados en la actualidad.

La unión del paisaje con la abstracción ha llevado a un nuevo vocabulario pictórico que el historiador de arte, crítico, maestro y curador norteamericano Robert Rosenblum (1927-2006) expone de manera magistral en su libro "La abstracción del paisaje", editado a principios de los ochenta, en el cual examina exhaustivamente la evolución del paisaje desde el romanticismo alemán de Caspar David Friedrich (1774-1840) hasta el abstraccionismo del extraordinario artista norteamericano de origen ruso Mark Rothko (1902-1970) y de artistas contemporáneos como el prolífico y reconocido artista alemán Gerhard Richter (1932) a los que considera en cierto modo herederos de la esencia romántica y creadores de un nuevo vocabulario geométrico.

Es precisamente esa integración del paisaje con la abstracción en la trayectoria de cinco importantes artistas el tema de la muestra organizada por el Museo de Arte Carrillo Gil, de la Ciudad de México: Después del paisaje. Abstracciones en la colección MACG que se presenta en las salas 1-3 de la Planta Baja del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey del 30 de junio al 22 de octubre de 2017. Con curaduría de Paula Duarte y museografía del Museo de Arte Carrillo Gil (MACG), a través de 71 obras-dibujos y pinturas- de los artistas Wolfgang Paalen, Mathias Goeritz, Gunther Gerzso, de ascendencia europea, y Kishio Murata y Luis Nishizawa, de ascendencia japonesa, quienes desarrollaron en México una gran parte de su trayectoria integrando innovaciones en su forma de expresión artística, sobre todo en el colorido que agregaron a sus obras.

Estos cinco artistas, que forman una parte importante en la colección del MACG, fundado en 1974 por el médico pediatra y empresario yucateco Alvar Carrillo Gil (1898-1974), coincidieron en el tiempo y en su interés en la historia y la cultura de México, sobre todo en las expresiones arquitectónicas y artísticas prehispánicas, las cuales exploraron en un acercamiento al arte primitivo, entendido como un arte no occidental que se estudió seriamente y se incorporó a la historia del arte a principios del S.XX, con el fauvismo francés, con el grupo de expresionistas alemán Die Brüke (El Puente) y con su influencia en las vanguardias. El primitivismo, por medio de un lenguaje abstracto -no mimético- hace una representación de la realidad, los mitos y ritos relacionados generalmente con la religión y/o los antepasados. Además de la originalidad de sus propuestas, todos ellos poseen un manejo técnico impecable.

Wolgang Paalen (1905-1959), pintor, escultor y teórico del arte, nació en Austria y radicó en México a partir de 1939. Durante su trayectoria recorrió diversas corrientes: postimpresionismo, expresionismo, abstracción, surrealismo, y al final de su vida trabajó de forma independiente, alejado de todos los estilos, etapa que Octavio Paz llamó "tempestad florida". A esta etapa pertenecen los cinco óleos sobre tela presentes en la muestra, entre los que destacan: Amanecer, 1959, y Migración de Yucatán, 1959.

Gunther Gerzso (1915-2000) es uno de los artistas de mayor reconocimiento en nuestro país. Hijo único de padre húngaro y madre alemana, nació en México pero pasó su infancia en Europa. Regresa a México en 1930 en donde llega a ser uno de los escenógrafos más destacados de la Época de Oro del cine mexicano. Incursionó en el surrealismo, sin embargo, a partir de 1946 su interés se centra en el arte y la arquitectura prehispánicos, asociado con la arquitectura griega que descubrió en su viaje a Atenas en 1959. La trayectoria de Gerzso es un ejemplo del paisaje emocional. Entre otros cuadros, en la exposición se encuentran Estructuras antiguas, 1955, y Paisaje clásico, 1960.

De Mathias Goeritz (1915-1990), destacado artista nacido en Polonia y radicado en México desde 1954, se presenta en la muestra una serie de diez grabados al aguafuerte Sin Título, s/f, propiedad de la familia Carrillo Gil, alusivos a las pictografías de las cuevas de Altamira, España, país en el que radicó por varios años, y que muestran la relación de Goeritz con el primitivismo prehistórico.

Kishio Murata es un importante pintor abstracto japonés, con un impresionante manejo del color y las trasparencias. Nació en Japón en 1910 y por invitación del Dr. Carrillo Gil emigró a México en 1956, en donde falleció en 1992. Al igual que Gerzso, también incursionó en la escenografía. De él destacan en la muestra los óleos: Autumn, 1958 y El aeropuerto, 1958.

Luis Nishizawa Flores (1918-2014) nació en México, de padre japonés y madre mexicana. Su trabajo, al igual que el de Murata, tiene relación con la caligrafía. A pesar de que trabajó sobre el paisaje y la naturaleza muerta, en la colección del MACG sólo se encuentran obras sin título del período de los sesenta, gouache y tinta, temple, y tinta sobre papel, relacionadas con las nubes y las piedras sobre papel.