MARCO

Wolfgang Paalen (Austria, 1905 – México, 1959)

Nacido en Austria en 1905 y radicado en México desde 1939. Recorrió los lenguajes del postimpresionismo y el expresionismo y, a partir de 1935, transitó por el surrealismo. En los últimos años de su carrera se concentró en una propuesta propia, independiente de cualquier corriente dominante y limitante.

En 1942, rompió categóricamente relaciones con el movimiento surrealista y se adentró en el mundo cultural mexicano. Su obra, escritos y capacidad para estimular a otros artistas con sus ideas fueron un poderoso factor para liberar a nuestro arte del monopolio nacionalista.

Kishio Murata (Japón, 1910 – México, 1992)

Llegó a México en 1956 por invitación del doctor Alvar Carrillo Gil, quien tiempo atrás, con motivo de una exposición en Japón, descubrió su prodigio colorista y fue uno de los primeros artistas abstractos que engrosó su colección.

Mathias Goeritz (Polonia, 1915 – México, 1990)

Goeritz arribó a México en 1954, después de amplias residencias en España y Marruecos. Bien conocido en el ámbito nacional por sus exploraciones ligadas con la arquitectura emocional, fue un artista al que Carrillo Gil recurrió esporádicamente. De su colección únicamente hizo parte esta serie de grabados inspirados en las pictografías de las cuevas de Altamira en España, en donde el artista reconoció la vinculación del trabajo de los artífices prehistóricos con el que él y muchos contemporáneos realizaban, intentando plasmar la riqueza y complejidad de su entorno. No existen fuentes que daten el momento del encuentro entre el coleccionista y el artista, pero se atribuye esta compra a la negociación con la coleccionista Inés Amor. Las obras aquí dispuestas actualmente hacen parte de la colección particular de la familia Carrillo Gil.

Gunther Gerzso (México, 1915 –2000)

De padre húngaro y madre alemana, transitó dentro de los lenguajes del surrealismo, pero también fue influido por la imponente referencia de la Escuela Mexicana de Pintura. Sin haber recibido una educación formal en la Academia, el contacto con el arte europeo fue constante, pues su familia se dedicaba al comercio de arte renacentista del norte de Europa.

Luis Nishizawa (México, 1918–2014)

Inició sus estudios en la escuela Nacional de Artes Plásticas en 1942. Incursionó en el paisaje y la naturaleza muerta como ejes temáticos, ligando su producción a la ya establecida Escuela Mexicana de Pintura. Con el tiempo transitó hacia otras formas de expresión plástica, se liberó en el trazo y dotó de dinamismo a sus composiciones, cercanas a la experiencia de aprendizaje del grabado japonés, técnica que aprendió con maestría en este país oriental.

Case Thumb Case Thumb