“El hecho de trabajar con fotografía me permite usar cualquier tipo de material”. Vik Muniz

Un recorrido por la exposición retrospectiva Vik Muniz, que ocupa desde el 10 de marzo las Salas 1 a 4 de la Planta Baja de MARCO, nos permite conocer más de 110 obras de su vasta producción de más de 25 años en originales series creadas con diversos materiales cotidianos impensables en la elaboración de obras de arte, con los que nos sorprende al crear imágenes -ilusiones- que juegan con la percepción visual y la perspectiva llevándonos a cuestionar lo que creemos ver.

La muestra está integrada mayormente por fotografías que documentan y son la expresión artística de sus trabajos, las cuales debemos observar detenidamente de lejos y de cerca para descubrir sus procesos y materiales, en muchas ocasiones directamente relacionados con el tema de la obra, sin sacar conclusiones apresuradas. Esas fotografías son el resultado de un complejo proceso en el que el artista actúa como dibujante, pintor, escultor, fotógrafo y teórico que involucra y sorprende al espectador al mismo tiempo que lo induce a reflexionar.

La muestra sigue una línea cronológica no estricta en la que las obras más antiguas -con las que inicia la muestra- son las de la serie Best of Life, de 1989-1990, dibujos que realizó con los recuerdos de fotografías que le impresionaron en un libro homónimo, el cual perdió. El resultado son fotografías de esos dibujos que no son una reproducción exacta de las fotos originales, pero que forman parte de la memoria colectiva. En esa misma sala se puede apreciar Migrant mother, after Dorothea Lange, 2000, de la serie Pictures of Ink, extraordinaria recreación de la famosa fotografía de 1936, de una madre sin esperanza en la época de la Gran Depresión en Estados Unidos, realizada con puntos (lunares) que recuerdan las obras de arte pop de Roy Lichtenstein, así como a los pixeles actuales.

La serie de 1996, Sugar Children, que fue determinante en la carrera del artista, ya comentada en la primera parte de esta reseña. Vik Muniz es muy prolífico y con gran imaginación y maestría técnica, ha usado diversos alimentos como materiales y escalas, para crear obras con clara referencia a la mitología, la historia del arte, la cultura popular, temas sociales y científicos. Así, encontramos obras logradas con alimentos: Medusa Marinara, 1997, con espagueti y salsa de tomate; y Double Mona Lisa (Peanut butter and jelly), 1999, y Che (Black beans), 2000, basado en el famoso retrato de Alberto Korda, de la serie After Warhol; Sigmund Freud, 1997; Action Photo after Hans Namuth, 1998, y otras, de la serie Pictures of Chocolate, material que obliga a trabajar rápidamente; y Frankestein, 2004, de la serie Pictures of Caviar Monsters. Asimismo ha elaborado, para su serie Pictures of Diamonds, retratos de artistas y figuras populares, como Marlene Dietrich y Jackie Kennedy, con diamantes. Son también muy atractivas sus obras de 2003, de la serie Monads: Toy Soldier, Horse y Old Cheyenne, que necesariamente tenemos que observar varias veces de lejos y de cerca, para sorprendernos al descubrir que su material son pequeños soldados de plástico.

Vik Muniz está convencido de la necesidad y conveniencia del reciclaje, y nos lo muestra en sus series Pictures of Magazines 2, Pictures of Junk y Pictures of Garbage. De la primera, creada con revistas que encuentra, no que compra, destacan: A Bar at the Folies-Bergère, after Edouard Manet, 2012, Brillo Box, 2015, y Woman and Bicycle, after Willem De Kooning, 2012. De la segunda es impresionante Saturn devouring one of his Sons, after Francisco de Goya y Lucientes, 2005. Pictures of Garbage, ya mencionada en la primera parte, es una de sus series más conocidas a nivel mundial, y en ella el artista muestra el poder del arte en los problemas sociales, al dar a conocer a los trabajadores de los tiraderos de basura, que cumplen una función social -de recolección y reciclaje- que generalmente pasa desapercibida, además, por medio de la subasta de esas obras en las que los mismos trabajadores fueron los modelos en un proyecto que, dada su magnitud, involucró adaptaciones tecnológicas y el uso de grúas, se recaudaron 250 000 dólares, que Vik entregó para mejorar las condiciones de vida de esas personas y cambió su vida al acercarlos al arte.

Muy atractivas y estéticas son las piezas: Rouen Cathedral Façade, Morning Effect, after Claude Monet, 2005; The Face of the Moon, after John Russell, 2007; Mahana no Atua (Day of the Goods), after Gauguin, 2005, de la serie Pictures of Pigment. Ésta es una técnica muy difícil tanto por la toxicidad del material, pigmentos de color en polvo, que obligan a seguir meticulosas medidas de seguridad, como por lo delicado de su manejo con pinceles finos y pequeñas cucharillas, que no permite retoques una vez colocado. Cada obra, que mide 30 o 40 cms., puede requerir varias semanas para su ejecución. Una vez terminada, es fotografiada sin dilación para luego ampliarla.

Más adelante Vik juega con las escalas y la perspectiva, despertando nuestra imaginación y asombro en obras que ha desarrollado con apoyo de expertos. En escala microscópica se encuentran en la muestra: Sandcastle #3, 2013; y Sandcasle #10, 2014, de la serie Sandcastles, dibujos de castillos en un grano de arena por medio de láseres; y Liver (Hepatocytes) cell Pattern 1, 2014 creada por la manipulación de células hepáticas para formar patrones que puede fotografiar con ayuda de potentes microscopios electrónicos, al igual que en el caso de Motherboard (Stem Cells), 2014de la serie Colonies. El resultado final engaña nuestra mente, haciéndonos pensar en tapetes. Con la serie Earthworks también pone a prueba nuestra perspectiva, pues explora la escala macro con dibujos ejecutados en grandes extensiones con retroexcavadoras en las minas de hierro de Brasil, en el Amazonas, que luego fotografía desde un helicóptero, pero en este caso las mezcla con fotografías, en el mismo formato, de dibujos que realizó en pequeña escala a la manera del land art, de manera que no es fácil distinguir unas de otras. Del total de 36 fotos, 30 son de gran escala y 6 simulan serlo.