La riqueza y complejidad del arte oaxaqueño en todas sus etapas, incluyendo el arte popular, le permiten aparecer como un microcosmos del arte mexicano en el que se concentran sus mejores cualidades y donde, además, se hace evidente su capacidad para trascender lo local y repercutir, con propuestas de gran calidad, en el panorama del arte universal.

Oaxaca, desde la época prehispánica hasta la actualidad, ha sido una zona rica en manifestaciones artísticas cuya influencia ha trascendido a otras culturas.

Con la exhibición El Hechizo de Oaxaca se busca mostrar, en su dimensión real, la espléndida obra artística de ese estado: una obra polifacética y de recia personalidad que, por su alta calidad estética, se inserta entre las grandes manifestaciones artísticas universales.

DURACIÓN: 4 de diciembre, 1991 a 15 de marzo, 1992.


Compartir