Uno de los artistas sudafricanos más destacados de la escena internacional del arte contemporáneo por sus propuestas en cine, video e instalación presenta en MARCO su universo creativo, dotado de un sentido poético en historias que emergen sin argumento y pretenden conectarse con la imaginación del que observa.

El artista inventa las imágenes, el relato, la mirada y se inventa a sí mismo, señala Jorge Contreras, curador de MARCO, encargado de la selección de piezas y de la museografía de la exposición.

Kentridge nació en 1955 en Johannesburgo, donde actualmente vive y trabaja.

Luego de estudiar ciencias políticas y arte en su país natal, así como mímica y teatro en París, Kentridge comenzó a desarrollar una carrera paralela en el teatro y la plástica. Su primera exposición individual data de 1979 y ocurrió en una pequeña galería de su ciudad natal.

En octubre del 2OO3, Kentridge se hizo acreedor al Goslar Kaisserring Award, prestigiado reconocimiento, con poco más de tres décadas de tradición, que ha sido otorgado a figuras como Henry Moore, Max Ernst, Cindy Sherman y Gerhard Richter, entre otros.

Lo que se verá en MARCO de él son nueve animaciones del 2OO3 tituladas Journey to the Moon, (Viaje a la luna); Day for night, (Día por noche); Feats of prestidigitation, (7 Fragmentos para George Méliès: Acto de prestidigitación); Tabula rasa I, (7 Fragmentos para Georges Méliès: Tabla rasa I); Tabula rasa II, (7 Fragmentos para George Méliès: Tabla rasa II; Balancing act (7 Fragmentos para George Méliès: Acto de equilibrio) y Invisible mending, (7 Fragmentos para George Méliès: Zurcido invisible) .

En esta serie, homenaje a Meliés, uno de los pioneros de la dirección cinematográfica, Kentridge también incluye Moveable Assets (7 Fragmentos para George Méliès: Recursos movibles) y Auto-didact (7 Fragmentos para George Méliès: Autodidacta) .

La primera exposición individual de Kentridge en un museo de México comprende esta serie de películas de 16 mm transferidas a video con una duración que va desde 1 minuto y 2O segundos hasta 15 minutos.

Los foros de arte mundial como Documenta (Kassel), la Bienal de Sao Paulo y la Bienal de Venecia han albergado obra del artista de Sudáfrica, cuya propuesta también ha llegado a espacios como el Museo Metropolitano de Nueva York, el Palacio de las Bellas Artes de Bruselas, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y el Museo de Arte Contemporáneo de Sydney.

Entre 1998 y 1999 participó en el Salón Internacional de Pintura Cinco Continentes y una Ciudad, organizado por el Gobierno del Distrito Federal en el Museo de la Ciudad de México. En el 2OO4 se proyectaron sus videos en un espacio alternativo del Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato.

A través de dibujos al carboncillo que transpiran emociones, Kentridge lanza un volado a favor de la poesía, una expedición por los límites del pensamiento en busca de complicidad. El espectador está llamado a sumarse a ese viaje a la Luna en una tetera o a subirse a la escalera que conduce… ¿a dónde?

Con la exposición que lleva su nombre, William Kentridge permanecerá en las Salas 5 a, c y d hasta octubre del 2OO6. Esta muestra, junto con Fronteras en movimiento, exposición que reúne la obra de Chantal Akerman y Eija-Liisa Ahtila, da cuenta del interés de MARCO por presentar lo más destacado del arte contemporáneo.

MARCO agradece a la Marian Goodman Gallery, así como a la Alianza Francesa de Monterrey, por las facilidades otorgadas para esta exposición.


DURACIÓN: De julio a octubre 2006.
SALA: 5 / Planta baja.
NÚMERO DE OBRAS: 9 piezas.
TÉCNICAS: Video.
CURADURÍA Y MUSEOGRAFÍA: Jorge Contreras, curador de MARCO.


Compartir