• 1
  • 2
  • 3
  • 4

A poco más de cuatro años de su partida, el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey propicia este acercamiento retrospectivo al inolvidable trazo y juego cromático del maestro oaxaqueño Rodolfo Morales, uno de los grandes creadores mexicanos del Siglo XX.

El artista, que nació en Ocotlán de Morelos y murió en el 2001, con 53 años de trayectoria y casi a punto de cumplir 76 años, destacó por la fidelidad a su propuesta en la cual se aprecian algunas constantes como la presencia de la mujer, la sensación del tiempo suspendido y una atmósfera impregnada de silencio y soledad.

Por sus dimensiones, la muestra que MARCO presenta es la más importante que se le ha dedicado, además de que, a manera de homenaje post mortem, está dirigida a Morales en sus facetas de amigo, artista y benefactor.

Integrada por alrededor de 200 obras, esta selección retrospectiva se divide en cuatro apartados de acuerdo a la técnica en cuestión: Juego de manos (collages),

Líneas de nostalgia (dibujos), Escenarios de sol (óleos sobre tela, lino y madera) y El hogar interior (objetos como columnas, muebles y juguetes).

A Morales, junto con Rufino Tamayo, Rodolfo Nieto y Francisco Toledo, se le considera uno de los pilares de la llamada Escuela de Oaxaca. Fue precisamente el maestro Tamayo, quien, a propósito de su primera exposición en 1975, no dudó en ubicarlo como un artista que trabajaba no sólo con la mente sino también con el corazón.

"Este nuevo pintor, a quien me complazco en presentar a los amantes de la pintura es, a no dudarlo, ese soplo de aire limpio que nos ha de devolver nuestra alegría de vivir", dijo durante esa velada en La Casa de las Campanas, en Cuernavaca.

Otras retrospectivas y exposiciones individuales de Morales se han presentado en espacios como el Instituto Mexicano de Cultura y Educación en Chicago, The Mexican Museum, en San Francisco, Casa Lamm, en la Ciudad de México, y el Moose Jaw Art Museum in Saskatchewan, en Canadá, entre otros

La obra de Morales está presente en grandes colecciones públicas y privadas de México y el extranjero. En particular, su última serie titulada Mercados, dotada de algunos elementos característicos como novias de carácter etéreo, flores, valles y montañas, ha viajado por museos y galerías de Sudáfrica, Alemania y Hungría, entre otros países.

Miles de transeúntes, en la Ciudad de México, conviven a diario con una obra mural de su autoría, titulada La visión de Francia en México, ubicada en la estación del Metro Bellas Artes.

DURACIÓN: De mayo, 2005 a enero, 2006.
NÚMERO DE OBRAS: Alrededor de 200 piezas.
TÉCNICAS: Collages, óleos sobre tela, óleos sobre madera, dibujos, objetos.
CURADURÍA Y MUSEOGRAFÍA: Guillermo Sepúlveda.
CATÁLOGO: Contiene textos de Jaime Moreno Villarreal, Karen Cordero y Guillermo Sepúlveda, Alberto Blanco y Julio César Schara.
AGRADECIMIENTOS: Fundación Rodolfo Morales, A.C., Secretaría de Turismo, Secretaría de Educación Pública, Gobierno del Estado de Nuevo León y Cemex.


Compartir