• 1
  • 2
  • 0

Alfredo De Stéfano (1961) se cuenta entre los más importantes fotógrafos conceptuales contemporáneos. Su obra se centra en el desierto, en todos los desiertos del mundo, tal vez debido a su nacimiento en Monclova, Coahuila, ciudad enclavada en un área desértica del norte de México. Esa atracción lo ha llevado a recorrer numerosos desiertos de diferentes continentes, como el Goby en China, el Sahara en África, o el Western en Australia, así como el Mojave en Estados Unidos, el de Chihuahua en nuestro País, y el Atacama en Chile, entre muchos otros; en cada uno de los cuales realiza intervenciones que les aportan significado, poesía, color y belleza.

Sus fotografías han aparecido en numerosos libros y revistas, y forman parte de importantes colecciones particulares y de prestigiosas instituciones, como la Colección FEMSA, El Museo del Barrio de New York, el Centro de la Imagen de la Ciudad de México y el Houston Fine Art Museum en Estados Unidos, por mencionar algunas.

Desde muy joven ha participado en numerosas exposiciones -más de 80 hasta la fecha- tanto individuales como colectivas en diversos países de todos los continentes. Entre las primeras se encuentran: Beyond the texture, Hudson Photographic Center, New York, 1991; Diálogos con la tierra, Galería Spectrum Sotos, Zaragoza, España, 2005; Habitar el Vacío, Centro de la Imagen, México, D.F., 2002; Breve crónica de luz. Cajas de Luz, Gazira Art Center, El Cairo, Egipto, 2006; Bienal Internacional de Guangzhou, Museum of Art, Guangzhou, China, 2009; GRID 2010, Bienal Internacional de Fotografía, Ámsterdam, Holanda, 2010; Visions de la Terre, la Lumière et le Ciel, Bab Rouah Gallery, Rabat, Marruecos, 2012. Entre las muestras colectivas podemos mencionar: Encuentro Nacional de Arte Joven, Aguascalientes, México, 1988; 21 Million. Photograhs by sixteen young artists living in Mexico City (exposición itinerante en varios países), The Special Photographers Company, Londres, Inglaterra, 1996; El Cuerpo y la Fruta, Casa de Francia, México, D.F., 2000; Paradise Lost? Aspects of Landscape in Latinamerican Art, Lowe Art Museum, Miami, Florida, E.U.A., 2003; Mexican Report, Contemporary Art from Mexico, Meridian International Center, Washington, D.C. E.U.A., 2005; Mitos-Mitómanos, PicassoMio Gallery, Barcelona, España, 2006; De Corazón, Museo de la Ciudad de México, México, D.F., 2008; Superreal: Alternative Realities in Photography and Video, El Museo del Barrio, New York, E.U.A., 2013. De la misma manera, su obra participa en numerosas Ferias de Arte, como en Paris Photo, Art Sao Paulo, Art Basel en Miami, Zona Maco en la Ciudad de México, y Armory Show en New York.

A lo largo de su trayectoria ha recibido numerosos reconocimientos entre los que destacamos: Mención Honorífica Concurso El cuerpo y la fruta, Casa de Francia, México, D.F., 2000, y Medalla Premio Selección, 54 Salón Internacional de Fotografía de Japón, 1994.

Su obra, la cual trabaja por series, es conocida en nuestra ciudad desde 1993, cuando se presentó su muestra individual De parajes sin futuro, en el Museo de Historia y posteriormente en diversos espacios. En MARCO su obra estuvo presente en la muestra colectiva In/humano, presentada de junio a noviembre de 2014.

Agradecemos de manera especial a Alfredo la amabilidad de concedernos, en este mes de febrero, la entrevista para la Revista de Voluntarios, que presentamos a continuación, y muy profunda y sinceramente la Edición especial para MARCO de 60 fotografías numeradas de su excelente obra Círculo rojo-Desierto de Namibia, 2011, las que, como obsequio de Fin de Año, recibimos cada uno de los integrantes del grupo de voluntarios del Museo, la cual atesoraremos y disfrutaremos plenamente.

- ¿Cómo fue que te interesaste en la fotografía como medio de expresión artística, y a qué edad?
Me empezó a interesar cuando estaba en la Universidad estudiando la Licenciatura de Comunicación, yo tendría 23 o 24 años. Obviamente en esa época todavía no pensaba que me convertiría en un fotógrafo de autor.

-¿Con qué tipo de paisajes iniciaste tu trabajo?
Siempre con paisajes del desierto, desde mi primera serie formal De parajes sin futuro (1992).

- ¿Por qué te atraen especialmente los desiertos?
Desde niño me gustaron esos paisajes ya que nací en Monclova, una ciudad en medio del desierto. Ya como creador, encontré que esos lugares casi inhóspitos, me servían como escenario para mis reflexiones y diálogos con el espacio natural.

- ¿Hay algún desierto que consideres que te ha impresionado de manera especial, y por qué?
Es una pregunta que me hacen frecuentemente y es difícil de contestar. Me gustan todos los que he visitado pero en los que he encontrado más variedad de escenarios, colores y texturas son el desierto de Namibia y el de Atacama en Chile.

- ¿Siempre trabajas en series?
Siempre trabajo en series y ya he hecho cuatro. Desde el 2008 estoy trabajando en la quinta serie que se llama Tormenta de Luz.

- ¿Cómo decides qué tipo de instalación usar en cada desierto?
Para mí cada lugar requiere una intervención única, como si esa obra fuera un complemento del lugar y de lo que pasa en su entorno. Leo primero el espacio y veo de qué manera puedo dialogar con él, y ya en función de eso decido cómo intervenirlo.

- ¿Qué tipo de cámara usas? ¿Hay manipulación en las fotos?
En la era análoga usaba una cámara Mamiya 6 x 7 de medio formato y ahora uso una Pentax 645 también de medio formato pero digital. No hago manipulación digital solo ajustes de niveles como contraste, saturación, etc.

- Tomando en cuenta la luz, ¿cuál es tu hora favorita para tomarlas?
La de la tarde de preferencia, pero dependiendo de la época del año y condiciones climatológicas también puedo trabajar todo el día.

- ¿Te gustaría compartir con nosotros alguna anécdota sobre tu trabajo, tus viajes…?
Anécdotas creo que hay muchas, pero por contar una rápidamente: en un viaje al desierto australiano mi guía aborigen tenía que cazar un canguro para que comiéramos ya que ese sería nuestro único alimento, como tenía mala puntería se nos empezó a hacer de noche. Finalmente cazó uno, pero como era gordo (algo raro en un aborigen) y mayor de edad, me tocó seguir el rastro del canguro herido de muerte para luego arrastrarlo hasta nuestro vehículo, subirlo al cofre y buscar un lugar donde acampar.

- ¿Qué planes tienes actualmente para continuar tu trabajo?
Sigo trabajando en mi serie Tormenta de Luz y también en un documental sobre los desiertos del mundo en donde trabajo. Espero terminar a finales del 2015 y buscar en donde exponerlo.