• 1
  • 2
  • 3
  • 0

Desde hace 15 años, MARCO agradece a sus miembros y a la comunidad su apoyo con la presentación del Concierto Navideño, evento que cierra las actividades anuales y que ha llegado a ser una tradición en Monterrey. Dada su excelente calidad, cada año es mayor la cantidad de personas que desean disfrutarlo de tal manera que rebasan la gran capacidad del Patio Central y de las diferentes áreas en las que se colocan pantallas gigantes.

Cabe destacar que este evento se ha realizado desde hace 12 años gracias al generoso patrocinio de INVERCAP, AXTEL y CONACULTA. La Dirección General del Concierto ha estado a cargo del maestro Fernando Guajardo desde hace 13 años, quien, con su esmero y grandes conocimientos musicales y literarios, cada año presenta un espectáculo diferente pero igualmente excelente en el que intervienen la Orquesta de Cámara Consort, diversos coros y solistas, así como narradores con textos cuidadosamente seleccionados.

El Concierto Navideño 2014 presentado en forma exclusiva para Miembros y Patrocinadores la noche del jueves 18 de diciembre, y para el público en general la tarde del domingo 21, fue doblemente emotivo, ya que se dedicó a la memoria de dos personas íntimamente ligadas al Museo desde sus inicios, fallecidas en el 2014: el Ing. Lorenzo Zambrano (1944-2014) y Doña Márgara Garza Sada de Fernández (1925-2014), promotores culturales, coleccionistas, filántropos, mecenas y amigos de artistas y escritores, personalidades muy importantes no sólo en la historia y evolución de MARCO, sino en el de numerosas instituciones culturales y educativas de la ciudad, del País e inclusive de Latinoamérica, y en la vida de numerosas personas que directa o indirectamente se han visto beneficiadas por su proyecto de vida que ha trascendido su partida. Es por eso que a este concierto pensado en su honor se le denominó Trascender, llevándonos a meditar sobre lo importante que es pensar en nuestro propio camino por la vida y cómo podemos trascender cada uno de nosotros llegando más allá de los límites, muchas veces autoimpuestos, para mejorar nuestro entorno y la vida de los demás.

El Concierto, que abrió de manera espectacular con Jauchzet, Frohlocket! de J. S. Bach, se presentó en cuatro secciones: En el vuelo absoluto; En la búsqueda; En la eternidad; y Lo trascendental, cada una precedida de una lectura alusiva con las magníficas voces de Leticia Parra y Gerardo Dávila. Como cada año, el Concierto representa todo un ensamble de expresiones musicales de diversas culturas y épocas, entre las que podemos mencionar: piezas medievales y villancicos que permitieron el lucimiento del Coro de niños Voces de Esperanza, bajo la dirección de Juan David Flores y Luz María García; grandes composiciones tradicionales de la Navidad como O Holy Night y Noche de Paz, interpretadas magníficamente por los tenores regiomontanos Manuel Acosta, César Rodríguez y Sergio Blázquez, ésta última en español, inglés y alemán; melodías a capella con un sexteto vocal; piezas de cintas cinematográficas como Raise your voices, ejecutada con maestría por la Orquesta y Coro de Cámara Consort, y Merry Merry Christmas del famoso compositor, conductor y pianista norteamericano John Williams, autor de la música de famosas películas como la serie Star Wars, E.T., Superman, Lincoln, entre otras; hasta composiciones contemporáneas como Gratia, del oratorio Ecce Cor Meum de Paul McCartney, interpretada admirablemente por la soprano Cristina Velasco. El final del concierto fue igualmente asombroso y espectacular, con la interpretación conjunta del clásico indispensable en los conciertos navideños, el Aleluya de G. F. Händel. Al concierto asistieron más de mil personas que ovacionaron grandemente en varias ocasiones las brillantes interpretaciones de los miembros del mismo.

Disfrutar el Concierto navideño de MARCO es una experiencia extraordinaria que permite deleitarse con el programa musical tan cuidadosa y magistralmente integrado e interpretado, regocijarnos en una de las mejores épocas del año propicia para la convivencia con amigos y familiares, meditar sobre los logros y los obstáculos enfrentados durante el año que termina, y sobre todo meditar en torno a los proyectos para el nuevo año, entre los que, siguiendo el ejemplo de personas como el Ing. Lorenzo Zambrano y Doña Márgara Garza Sada de Fernández, ojalá esté incluido el propósito de trascender.